Tokens no fungibles (NFT) Guía para principiantes

Tokens no fungibles NFT, todo lo que debes saber.
  • Los tokens no fungibles son activos digitales que no se pueden dividir y son únicos. Se pueden usar para representar elementos tangibles e intangibles.
  • Tiene muchos usos, por ejemplo: obras de arte, tokens de juegos, música, coleccionables digitales, etc.

Los activos digitales están sufriendo una evolución constante y acelerada junto con la criptografía y blockchain. Los tokens no fungibles (NFT) son un claro ejemplo de esta evolución acelerada de la industria. En esta guía para principiantes vamos a ver qué son, cómo funcionan y para que los podemos usar.

¿Qué son los tokens no fungibles (NFT)?

Los tokens no fungibles son activos digitales los cuales tienen información de identificación que se encuentra registrada en contratos inteligentes. Dicha información consigue que cada NFT sea completamente único y no pueda ser remplazado por otro. No es posible intercambiarlos porque no existen dos NFT iguales.

Para que sirva de ejemplo: los billetes pueden cambiarse por otro; porque tienen el mismo valor, no existe diferencia entre uno y el otro.

Bitcoin es un token fungible. Podemos enviarle un BTC a alguien y esta persona nos envía otro, todavía vamos a tener un Bitcoin, a menos que el precio del Bitcoin cambie durante el intercambio.

También podemos enviar cantidades más pequeñas como medio satoshis, que seria como centavos de un BTC, estos son tokens fungibles, ósea divisibles.

Los tokens no fungibles no se pueden dividir, es lo mismo que enviarle a alguien la mitad de una entrada a un concierto, no servirá de nada la mitad del mismo.

Los coleccionables de CryptoKitties fueron unos de los problemas tokens no fungibles. Cada uno se encuentra basado en una blockchain única; esto quiere decir que, si enviamos a alguien un CryptoKitty y recibimos otro, el que recibamos será diferente al que enviamos. El objetivo del juego es coleccionar gatos digitales.

Esta información que hace única al token se almacena en un contrato inteligente que se registra de forma inmutable en la cadena de bloques de dicho token. En el caso de CryptoKitties fueron lanzados como tokens ERC-721 de Ethereum. Desde entonces han evolucionado a su propia cadena de bloques Flow.

Por qué las NFT son especiales

El tema es que los NFT tienen atributos únicos y se encuentran, generalmente, vinculados a un activo. Se pueden usar para demostrar que somos propietarios de activos digitales o físicos.

Los tokens fungibles tienen el mismo atributo y valor cuando se intercambian. Los no fungibles todo lo contrario, como te explicamos anteriormente.

Cómo usar los tokens no fungibles

Los NFT se pueden usar para los activos digitales los cuales tienen que diferenciarse entre si para de esta forma demostrar el valor o escasez. Es posible usarlos para representar lo que queramos, lo que puedas imaginarte.

Los tokens no fungibles no se pueden negociar en intercambios de criptomonedas estándar. Para conseguirlos debemos comprar o vender en mercados digitales como Openbazaar o LAND de Decentraland.

¿Cómo funcionan?

Los tokens ERC-20 basados en Bitcoin y Ethereum son fungibles. Mientras que el estándar de token no fungible de ETH que se usa en plataformas como Decentraland, es ERC-721. A su vez los tokens no fungibles pueden ser creados en distintas cadenas de bloques que se encuentren habilitadas para contratos inteligentes haciendo uso de diferentes herramientas y soporte para estos.

Estos tokens junto a los contratos inteligentes dan la posibilidad de agregar ciertas características detalladas como la identidad del propietario, metadatos, enlaces, etc. Básicamente el NFT ayuda a demostrar de manera inmutable la propiedad digital.

La tecnología y protocolos que envuelve a NFT todavía se encuentra en desarrollo. Por ahora, la creación de plataformas descentralizadas para gestionar y crear tokens no fungibles sigue siendo algo complejo junto con el desafío de crear un estándar.

El problema es que muchos desarrollos de blockchain se encuentran fragmentados, los desarrolladores trabajan en sus propios proyectos y la forma de tener éxito es contar con protocolos unificados e interoperabilidad.

Cómo comprar tokens no fungibles NFT

Es posible adquirirlos en varios mercados NFT como: Rarible, OpenSea y Enjin Marketplace. A continuación, vamos a ver cómo comprarlos en Rarible.

Conectar tu billetera.

Lo primero que haremos será ingresar a la web de Rarible y luego daremos clic en “Conectar” en la parte superior derecha de la pantalla. Desde aquí tendremos que elegir la billetera que deseamos conectar a la plataforma. En este ejemplo, vamos a usar la billetera Metamask.

Comprar ahora.

Luego de iniciar sesión, vamos a tener que buscar el NFT que queremos comprar. Aquí vamos a mostrarte como adquirir “Hand of Fate” de Jango. Independientemente del NFT que quieras comprar, el proceso es similar.

Cuando seleccionamos el NFT que queremos comprar, lo que deberemos hacer es dar clic en “Comprar ahora”.

Realizar el pago.

Aparece una ventana en donde nos solicitara que confirmemos el pedido. Si estamos de acuerdo simplemente vamos a dar clic en “Proceder al pago”.

Veremos nuestra billetera pidiendo confirmación para realizar la transacción. Una vez que lo confirmemos se depositará en su dirección de Ethereum y será nuestra.

NFT y DeFi

Los NFT también se encuentran en el espacio de las finanzas descentralizadas (DeFi), un claro ejemplo es Aavegotchi. Se trata de una startup financiada por el mercado monetario de DeFi Aave.

Los Aavegotchis son criptocoleccionables NFT que se usan en el universo del juego; cada uno también tiene un token de Aave apostados en ellos como una especie de garantía, lo que significa que cada uno genera un rendimiento en Aave. Cuando el propietario liquida su participación, este desaparece.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados