¿Qué son los contratos inteligentes y cómo funcionan?

Qué son los contratos inteligentes y para qué sirven
  • Los contratos inteligentes son un fragmento de código programado para llevar a cabo ciertas instrucciones específicas.
  • Las aplicaciones descentralizadas son una serie de contratos inteligentes vinculados.

Imagina que estas por descargar una aplicación o juego de una tienda de aplicaciones. Detrás de la interfaz y todo con lo que interactuamos, se encuentra en ejecución un conjunto de instrucciones que se ejercen según el creador de la app. Entonces ¿Qué son los contratos inteligentes y cómo funcionan? Podríamos decir que, en cierta medida, de forma similar.

La gran diferencia es que con los Smart Contracts o contratos inteligentes no existen intermediarios. No existe ninguna persona o empresa que tenga su información ni tampoco que la verifique. La cadena de bloques se encarga de verificar y mantener el registro para ti.

Bitcoin vendría a ser el oro del mundo empresarial, entonces los Smart Contracts pasarían a ser el petróleo con el que todo el mundo empresarial funciona.

¿Cómo funciona un contrato inteligente?

Hagamos de cuenta que deseamos comprar un coche sin la necesidad de un contrato inteligente ¿Qué vamos a necesitar?

El listado de todos los coches que deseamos ver, una forma de ponernos en contacto con el vendedor, un sistema de pago que nos permite pagar, posibilidad de obtener un reembolso si el coche no funciona como debería y deberíamos registrar el intercambio de propiedad del coche con las autoridades.

Todos estos puntos requieren que confiemos en un tercero, en muchas ocasiones cada parte de estos procesos se encuentran controlados por empresas o diferentes personas.

Con el simple hecho de que una sola persona o empresa cambie algo, todo el proceso se arruina. El contrato inteligente elimina la necesidad de confiar en tantas personas para comprar un coche, por ejemplo.

Esto es porque los contratos inteligentes son:

  • Seguros: hacen uso de la criptografía para evitar que se modifiquen los registros.
  • Son transparentes: todos pueden ver a través de la cadena de bloques qué es y para qué se usa.
  • Sin intermediarios: no se necesita de terceros para verificar el contrato. La cadena de bloques lo hace por nosotros.
  • Autónomos: funcionan de forma automática; por lo tanto, no hace falta que esperemos a nadie y todo se hace de manera inmediata.
  • Máxima precisión: gracias a que los contratos inteligentes se basan en código, no nos encontraremos con áreas grises ni sorpresas de ninguna clase.

Qué ocurre dentro de un contrato inteligente

De la misma forma que los contratos normales, los inteligentes se encuentran diseñados para que los términos sean cumplidos. No importa lo que sea que hagamos, dichos términos deben ser cumplidos sin falta.

Cuando se cumplen las condiciones predefinidas, el contrato inteligente se ejecuta automáticamente. No hace falta de terceros ni nada similar. Cada Smart Contracts tiene un conjunto de funciones limitado. Se pueden configurar varios contratos para conectarse entre sí y formar arreglas más complejos los cuales son conocidos como aplicaciones descentralizadas.

Los mismos dependen de un entorno criptográfico subyacente. Lo que garantiza que se pueden operar de forma segura y que los datos sean inmutables y transparentes.

Para la gran mayoría de cadenas de bloques, los contratos inteligentes son inmutables, aunque son varias las blockchains que admiten contratos inteligentes actualizables.

Cómo usar las dapps los contratos inteligentes

Las Dapps o aplicaciones descentralizadas, se podrían considerar como un grupo de contratos inteligentes unidos. Los Smart Contracts por si solos se pueden usar para un tipo de transacción. Sin embargo, una dapp es capaz de agrupar una gran cantidad de contratos inteligentes para poder hacer cosas más sofisticadas.

¿Quiénes usan los contratos inteligentes?

Si bien son una tecnología relativamente nueva, ya han tenido una implementación generalizada, especialmente en proyectos de criptografía pura.

Los contratos inteligentes son fundamentales en las finanzas descentralizadas (DeFi) y utilizan protocolos populares de DeFi como Compound, Aave, Uniswap, entre otros. Sin embargo, también fueron adoptados por una gran cantidad de empresas, incluso varios gobiernos que comenzaron a experimentar con contratos inteligentes.

Ubisoft es un claro ejemplo con varias iniciativas blockchain que les permite a los usuarios poseer, transferir y reclamar tokens no fungibles (NFT) basados en la popular franquicia de juegos Rabbids.

El gobierno sueco también ha probado con el registro de tierras basándose en blockchain para demostrar la propiedad de la misma, todo esto basado en contratos inteligentes.

Los contratos inteligentes están lejos de ser perfectos

A pesar de que los mismos se consideran una forma sin confianza de poder cumplir diferentes acuerdos, tampoco están exentos de tener alguno que otro problema.

En muchas cadenas de bloques los contratos son inmutables. Esto significa que una vez que fueron lanzados, no existe forma de modificarlos ni actualizarlos, lo que puede tener consecuencias grabes si existen problemas subyacentes en el código.

Un claro ejemplo de esto fue en el hackeo de Ethereum DAO de 2016 en el cual un hacker desconocido logro extraer millones de ETH al explotar una laguna en la función de división de DAO.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados