Staking y préstamos, invirtiendo en criptomonedas

Staking y préstamos inviertiendo en criptomonedas.
  • El Staking es cuando los usuarios prometen dinero a una red para ayudarla a validar las transacciones.
  • El préstamo es cuando se aceptan prestar criptomonedas, cuando estas son devueltas, se tiene que pagar intereses.
  • Los dos conceptos permiten ganar tokens, pero los riesgos y recompensas son completamente distintas.

Ya hemos hablado anteriormente sobre cómo invertir en criptomonedas, pero esta vez hablaremos de staking y préstamos. Sería uno de los productos criptográficos más productivos en cuanto a ganancias staking (apuestas) y préstamos.

¿Qué es el Staking?

Se trata de un término financiero exclusivo de la industria de criptomonedas. Como inversor, invertimos en una red especifica para ayudar a esta a validar las transacciones. A cambio de esto, obtenemos recompensas en forma de tokens.

Aquí la clave es el mecanismo de consenso conocido como prueba de participación. Por otro lado, Bitcoin y varias cadenas de bloques se manejan con otro mecanismo de consenso llamado prueba de trabajo.

En este sistema, los mineros invierten una gran cantidad de potencia informática para intentar descifrar rompecabezas que permite a la cadena de bloques a validar todas las transacciones dentro de uno. Evidentemente, el primero que lo logra resolver, ganara la recompensa.

Es una manera bastante segura de mantener una cadena de bloques funcionando. El problema es que toda la potencia y recursos gastados por los mineros que no lograron resolver el rompecabezas, queda en la nada. Por eso mismo, muchas personas creen que la prueba de trabajo es totalmente ineficiente.

Pero en la cadena de bloques de prueba de participación, todo funciona de forma distinta. En lugar de que los potentes ordenadores intenten resolver un complejo rompecabezas, la red le asigna a un minero o nodo la posibilidad de hacer el trabajo de validación dependiendo de la cantidad o participación de tokens que tiene ese nodo en dicho momento.

Cuando la red da su aprobación, entonces es posible comenzar a validar las transacciones. Cuando el problema es resuelto, se dan las recompensas en tokens y la participación se devuelve a los inversores.

De la misma forma que ocurre con los grupos de minería, los grupos de participantes se pueden juntar para formar diferentes grupos y de esta forma aumentar sus posibilidades de ser elegidos.

¿Qué son los grupos de participación?

En los grupos de participación, varios inversores reúnen sus tokens y después, generalmente, un operador del grupo hace la asignación en nombre de todos los inversores. Esto es algo positivo, porque le da la posibilidad a los inversores que no tienen mucho conocimiento sobre el tema, involucrarse en la red. Lo que, a su vez, aumenta la posibilidad de obtener recompensas.

El único “inconveniente” es que existen tarifas involucradas y la recompensa se tiene que dividir entre más inversores, por lo que vamos a ganar una recompensa menor. Para aquellos inversores que quieren un mejor pago y no quieren ser parte de la red, entonces los préstamos pueden ser una de las mejores opciones.

Diferencias entre Staking y préstamos

Apostar o Staking ayuda a asegurar la red; por otro lado, los préstamos les dan la oportunidad a los inversores de ganar intereses de forma pasiva y ayudar al libre comercio.

Son varias las compañías financieras descentralizadas (DeFi) que prestan sus criptomonedas a comerciantes y como resultado, terminan ganando intereses. En la actualidad, hay miles de millones invertidos en compañías de préstamos como Compound, AAVE y Maker, entre otros.

Dichas compañías, crean grupos de préstamos en donde se ingresan su criptografía. Después de esto, el grupo crea una tasa de interés, la cual dependerá de la criptomoneda que se tenga que prestar y la tasa que establece la empresa. De esta forma, comenzamos a ganar intereses de manera inmediata.

Justamente fueron los grupos de préstamos los que lograron que DeFi en 2020 repuntara. Fueron surgiendo diferentes redes de préstamos que ofrecían grandes ganancias a los inversores que estuvieran dispuestos a dejar sus criptomonedas en sus manos.

Los puntos negativos de Staking y préstamos

Evidentemente, nada es perfecto y también tiene su punto negativo. Como cualquier otra clase de apuestas, la volatilidad y longevidad de la red puede tener un impacto negativo en la inversión.

Las recompensas se pagarán en el token de la red, esto significa que una caída repentina en el valor de esta, significa que el valor de su activo también cae. Incluso si invertimos nuestras monedas en una red que termina siendo pirateada, el valor de la inversión cae; si la red se vuelve menos popular, también tiene un impacto en su inversión.

En el caso de los préstamos, cuando la empresa establece una tasa de interés, esta puede variar con el paso del tiempo y dependiendo de que tan popular sea ese activo.

Las plataformas de apuestas y de préstamos pueden solicitar que mueve la criptografía de su propia billetera a la de una empresa.

¿Por qué debería apostar o prestar tokens?

Comprar criptomonedas y mantenerlas es el primer escalón en el mundo de inversiones de criptomonedas. Prestar y apostar, vendría a ser el siguiente.

Prácticamente lo único que deberíamos hacer es elegir la plataforma a la que vamos a invertir. Después de esto más que unos cuantos pasos y ayudar a aumentar el tamaño de su participación, no hay mucho más para hacer.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados