Guía Básica de Ethereum, ¿cómo se diferencia de otras redes Blockchain?

Guía Básica de Ethereum para entenderlo

En esta guía básica de Ethereum abordaremos algunos de los aspectos fundamentales que diferencia a la cadena de bloques densu competencia. Exploraremos aspectos relacionados con el algoritmo de consenso, las máquinas virtuales, el formato de las direcciones y la forma en la que se transporta la información.

Entender Ethereum y las redes blockchain ayuda a invertir de manera más segura y confiada en proyectos que consideramos interesantes. En esta guía básica de Ethereum encontrarás los aspectos iniciales para entender una red blockchain, su funcionamiento, alcances y utilidades. Además, también exploraremos los desafíos que atraviesan estos aspectos de cara a la compatibilidad con la web3.

Guía Básica de Ethereum, ¿qué es y cómo se alcanza el consenso?

La red blockchain Ethereum utiliza un algoritmo de consenso llamado prueba de trabajo. Está basado en la cantidad de poder computacional que puedes añadir a la red y tu influencia proporcional en la resolución de las ecuaciones.

El coste de adquirir esta energía es alto, requiriendo equipamiento computacional y electricidad. No sorprende entonces que, a mayor potencia, mayor influencia. Como resultado, aquellos que tienen mayor influencia en la red, ven sus transacciones confirmadas por otros nodos. El punto negativo es que la influencia puede ser manipulada.

Los denominados Ataques Sybil surgen cuando un individuo o grupo crea identidades múltiples para tratar de ganar influencia sobre la red. La prueba de trabajo es un algoritmo descentralizado de consenso que, en teoría, es resistente a los ataques Sybil. Aunque en realidad, puede haber consecuencias.

Por ejemplo, un grupo de mineros une sus fuerzas para incrementar su influencia en la red. Estos ataques se nominan “ataques 51%”. Existen formas de evitar estos ataques. Puedes incentivar a los mineros a trabajar juntos pagando más por cada bloque, pero también hay problemas. Incrementa el costo total de correr un nodo. Si un nodo no puede soportar las recompensas más grandes, se verá obligado a salir de la red.

Guía Básica de Ethereum: la máquina virtual

La máquina virtual es el motor que corre los contratos inteligentes. Una guía básica de Ethereum requiere que entendamos como este software valida y ejecuta los códigos para que la máquina virtual funcione. En Ethereum es una pieza de software compleja. No es únicamente un interpretador de texto.

Es más como una extensa base de datos que almacena el historial de todas las transacciones desde que Ethereum nació. Analiza el estado de la cadena de bloques y rastrea cada transacción y el estado de los bloques en dicho momento.

Cuando un contrato inteligente corre, la máquina virtual accede a toda la información que ha sucedido desde el inicio del bloque. De esta forma, hackear la cadena de bloques se vuelve extremadamente difícil.

La máquina virtual es capaz de ejecutar cualquier programa concebible, pudiendo crear y correr cualquier app. Por eso, es una de las más avanzadas y seguras en existencia y funcionamiento.  Por supuesto, su funcionamiento es extremadamente complejo.

Formato de las direcciones

El formato de dirección de Ethereum es diferente al tradicional. Mientras que las direcciones Bitcoin están basadas en una clave pública y en pedazos de la misma, en Ethereum hay una complejidad mayor. Las direcciones consisten en una clave pública, una clave privada y una clave de uso único.

La clave pública es la dirección que compartes con todo el mundo. La privada la mantienes para tu conocimiento personal y no se comparte, NUNCA. La clave de uso único contiene información derivada de tu clave privada y se utiliza una única vez.

Transporte de datos

La cadena de bloques Ethereum no solamente es una estructura de datos. También transporta información. Esto quiere decir que puede comunicarse con el mundo exterior. Se hace mediante Aplicaciones de Interfaz de Programación (APIs) y Web3.

La Web3 es un conjunto de librearías que permiten a la cadena de bloques comunicarse con aplicaciones y con el mundo exterior. Es una función muy poderosa y versátil que garantiza el funcionamiento correcto y seguro de Ethereum.

Gracias a las librerías de Web3, podemos crear todo tipo de apps e interactuar con la cadena de bloques, con exchanges, juegos, billeteras y otras apps. Sin embargo, hay algunas limitaciones derivadas de que Web3 fue creada en HTTP y JSON.

Estructura de los datos

Toda la información de la cadena está guardada en estructuras de datos llamadas bloques. Cada bloque contiene datos que se usan para propósitos diversos. Hay bloques sobre transacciones ocurridas en la cadena, con valores y direcciones. Hay bloques que explican cómo estaba el estado de la cadena al momento de la transacción.

En los bloques también encontramos una marca temporal que indica el momento en que fue creado cada bloque. Esto se usa para determinar el momento y la clave nonce que genera la clave privada y que identifica el origen de cada bloque.

La clave privada sirve como llave para descifrar el mensaje que la clave pública le envía a la cadena. Cuando se firma un bloque con una clave privada, está mandando ese mensaje directamente a la cadena.

La firma no se almacena en la cadena, para que no se pueda utilizar libremente. Entonces, lo que se hace es guardar la firma en forma de un bloque dentro de la cadena Ethereum para que el propio usuario poseedor de la misma sea el único que puede abrirla.

Guía Básica de Ethereum: la Interfaz de Programación de Aplicaciones

Al usar Web3 y HTTP, la cadena de bloques se puede comunicar con otras apps mediante una aplicación de interface (APE). Son una serie de funciones que permiten controlar la cadena.

Por ejemplo, la API Web3 permite crear y ejecutar contratos inteligentes; interactuar con los bloques y su información.  Los datos que extraemos pueden ser usados por aplicaciones, pudiendo crear una billetera virtual para almacenar ETH, y posteriormente retirarlo.

Puedes usar un Exchange de Ethereum para comprar y vender ETH, o crear un juego que te permita interactuar con la criptomoneda. Se trata de una función poderosa, versátil y muy dinámica, pero también compleja.

El futuro de Ethereum

Nuestra guía básica de Ethereum no podía dejar de lado un aspecto que preocupa a los entusiastas de las criptomonedas: el futuro. Ethereum sigue siendo una de las redes blockchain más populares. Es la única que se utiliza actualmente para crear aplicaciones descentralizadas, pero tiene inconvenientes.

Está sufriendo de problemas de escalabilidad. Hoy solamente puede soportar 20 transacciones por segundo. Mientras más crezca la red, más transacciones habrá. ¿Hay solución a este problema?

Recientemente, Ethereum Foundation lanzó una nueva red blockchain llamada Ethereum 2.0. Aquí, se dividen los bloques en partes para intentar solucionar los problemas de escala. Veremos qué resultados trae.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados