Estafador criptográfico de $100 millones es sentenciado a 7 años de prisión

estafador criptográfico sentenciado a 7 años prisión
  • Stefan He Qin, estafador criptográfico, recibió una sentencia de cárcel de siete años.
  • También fue multado por $ 55 millones, por defraudar a más de cien personas usando su fondo de cobertura criptográfico.

Stefan He Qin es el estafador criptográfico de $100 millones que termino siendo sentenciado a 7 años de prisión. Un australiano de 24 años, quien ahora deberá pasar 90 meses en prisión y enfrentarse a una multa que llega casi a los $55 millones de dólares por defraudar a más de cien personas por unos 114 millones de dólares.

Qin comenzó un fondo de cobertura en su primer año de universidad el cual se llamaba “Virgil Sigma Fund Ltd” en 2017. El fondo prometía devolver a los inversores un rendimiento del 500% usando un algoritmo del mismo Qin que se llamaba “Tenjin”; el cual, en teoría, aprovechaba las oportunidades de arbitraje comprando y vendiendo criptomonedas a través de diferentes intercambios.

En un solo año, Virgil consiguió $ 23.5 millones en activos bajo administración, lo que le valió un perfil en Wall Street Journal. Para el año 2020, dicho número aumento a $ 90 millones.

Pero no se queda en eso, en febrero de 2020, Qin inicio otro fondo de cobertura fraudulento: VQR, el cual reunía alrededor de $ 24 millones en activos bajo administración.

El estafador criptográfico es sentenciado a 7 años de prisión

El problema es que Qin comenzó a perder el control de su estafa. Comenzó usando el capital de inversión robado a Virgil Sigma para rentar un ático en la ciudad de Nueva York y financiar un estilo de vida repleto de lujos. Luego de esto invirtió grandes cantidades de dinero robado en inversiones no líquidas que se encontraban fuera del mercado de cifrado.

Uso muchos fondos de Virgil para gastar en ofertas iniciales de monedas que no tenían nada que ver con la estrategia de arbitraje que el fondo trataba. Pero en diciembre de 2020, las cosas llegaron a su fin.

Las solicitudes de reembolso comenzaron a llegar de parte de los inversores de Virgil, Qin le comento a su operador principal en VQR que empacara sus posiciones comerciales para poder utilizar los fondos y poder satisfacer las demandas de los clientes de Virgil.

Qin tuvo que volver a Estados Unidos y termino entregándose a las autoridades en febrero de 2021. Se enfrentó hasta 20 años de prisión, pero debido a que no tenía historial y gracias al regreso voluntario para enfrentarse al juicio, únicamente cumplirá siete años y medio.

Esta clase de estafas no es para nada raras en el mundo criptográfico. Son muchas las personas que prometen grandes beneficios con sofisticados algoritmos para intentar enganchar a miles de personas.

Como dice el viejo dicho “Si parece demasiado bueno para ser verdad, posiblemente lo sea”.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados